1

POLITICA DE PRECIOS

 

 

1. DEFINICIÓN

 

2. FACTORES A CONSIDERAR AL FIJAR EL PRECIO

 

3. ESTRATEGIAS DE PRECIO QUE SE PUEDEN UTILIZAR

 

4.  MÉTODOS PARA LA FIJACIÓN DE PRECIOS

5.¿QUÉ RELACIÓN HAY ENTRE EL PRECIO Y LAS VENTAS DE  EXPORTACIÓN?

 

 

 

 

 

POLITICA DE PRECIOS

 

1  DEFINICIÓN

Es el conjunto de normas, criterios, lineamientos y acciones que se establecen para regular y fijar la cantidad de ingresos provenientes de la venta de bienes y/o servicios que se producen, se considera también en esta política los topes máximos y mínimos de precios y tarifas que establece el Sector Público a los particulares, por los citados bienes y/o servicios que produce.

 

2 FACTORES A CONSIDERAR AL FIJAR EL PRECIO

El precio es un equilibrio entre los costos de producción y venta del producto y las exigencias del mercado. Cuanto más alejados estén los costos del precio de mercado, más fuerte y centrada en otras variables del márketing mix será la política de la empresa. El precio de mercado es aquel que hace un producto vendible, al precio medio de la competencia, en un segmento dado. Llegar a establecer el precio de mercado de un producto no es tarea fácil y, menos todavía si pretendemos colocarlo en el mercado internacional, ya que el número de variables intervinientes se dispara, entre otras, algunas de esas variables pueden ser:

Es necesario recuperar todos los costos en los que se incurra, antes de poder hablar de beneficios.

Además de considerar todos los factores anteriores, es necesario fijarse en los «factores comparativos», que serán la referencia para la fijación de los precios de un producto:

 

 

 


3  ESTRATEGIAS DE PRECIO QUE SE PUEDEN UTILIZAR

Para definir el precio de un producto hay que tener en cuenta las características del mercado, el nicho de mercado y el consumidor al que se desee llegar. Siempre es adecuado resaltar las ventajas del producto y la conveniencia de comprarlo a la empresa frente a los competidores, con argumentos diferentes al precio.

Para que podamos definir la estrategia de precios se necesita información sobre el

mercado: ingreso per cápita, característica del segmento de interés (tamaño, gustos y preferencias del consumidor, los precios de venta de productos sustitutos y competidores, la calidad de productos competidores, participación del mercado), así como la información de costos, gastos relacionados con la exportación y grado de utilización productiva.

 

Según la competencia, la innovación del producto y las características del mercado, la empresa podrá elegir una política de precios que suele ser o bien una estrategia de precios de penetración, o bien una estrategia de precios altos.

La estrategia de precios de penetración

Este tipo de estrategia se utiliza para estimular el crecimiento del volumen de ventas y la participación relativa del mercado. Puede ser más beneficioso construir o alcanzar una determinada participación en el mercado que pueda servir como fortaleza frente a la futura competencia.

De todas formas hay que tener en cuenta que aunque una empresa puede definir una estrategia de penetración fundamentada en precios bajos, la competitividad no se puede establecer o fundamentar únicamente en precios bajos a largo plazo. Las ventajas establecidas con base al precio no resultan sostenibles en el largo plazo debido a que otras empresas podrían innovar el producto o mejorar la tecnología para fabricarlo y reducir los costos o aumentar la satisfacción del cliente.

La estrategia de precios altos

Generalmente se usan en mercados donde el segmento de ingresos medios es muy pequeño y normalmente poco rentable y el segmento de ingresos bajos no tiene acceso a dichos mercados. Queda como opción el segmento de ingresos altos, el cual es menos sensible al precio.

Si existe una oferta limitada, esta estrategia fácilmente maximiza beneficios. Se aplica algunas veces cuando el producto es innovador o bien, si la empresa es el único proveedor del mercado. Cuanto más desarrollado esté el mercado y el producto, mayores posibilidades se dan de encontrar segmentos con necesidades específicas y dispuestos a pagar precios superiores por ciertos servicios o características especiales (diferenciación).

 

 

 


4 MÉTODOS PARA LA FIJACIÓN DE PRECIOS

 

Lógicamente, existen diversos métodos aplicables a la fijación del precio final de venta de exportación. Se pensará en uno u otro según la estrategia global de actuación que se haya planteado la empresa.

Cuando utilizamos un margen flexible el precio se adecua a las fluctuaciones del mercado. Ante un aumento de los negocios el margen de utilidad es mayor y menor cuando los negocios disminuyen. Este método obliga al exportador a realizar un seguimiento permanente de la demanda.

Si se trata de precios intuitivos la fijación total del precio es ajustada según la decisión "intuitiva" del empresario, decisión tomada con toda la información de que disponga.

Si se trata de los llamados precios experimentales supondría la búsqueda del mejor precio mediante la realización de experimentos controlados, sobre todo en el caso del lanzamiento de productos nuevos.

Para fijar precios imitativos se toma en consideración el precio de la competencia,

particularmente la empresa que en el mercado tiene la iniciativa en materia de precios, la que generalmente se conoce como "empresa líder".

En el caso de ser precios diferenciales se acomodan a las condiciones del mercado y del comprador. Al mismo comprador se le ofrecen, en momentos distintos, diferentes precios por la misma mercancía.

 

 

 

 

 


5 ¿QUÉ RELACIÓN HAY ENTRE EL PRECIO Y LAS VENTAS DE EXPORTACIÓN?

El precio está integrado por diversos factores alguno de los cuales son en principio

controlables desde la empresa. Sin embargo, hay otros factores como son la reacción de la competencia, la demanda, las limitaciones gubernamentales, etc., donde no se tiene ningún control.

Cuando se establecen precios bajos normalmente aumenta la demanda, hay mayor penetración en el mercado, se incrementan las ventas, aumenta la producción y se da una reducción de costos unitarios, mejor utilización de los factores productivos, etc.

Cuando se establecen precios altos, generalmente en casos de productos nuevos

o únicos donde prácticamente no hay competencia, se generan mayores ingresos

por unidad de venta, menor volumen de ventas, mayores utilidades, etc. Se dirige a consumidores de altos ingresos.

Cuando se establecen precios moderados se enfrenta la competencia con un amplio margen de cuota de mercado y a largo plazo permite arraigarse en él. Con esta opción se podría generar una guerra de precios.